sábado, 30 de agosto de 2014

Categoría:

Tranquilizantes

Share
El primer tranquilizante comercializado fue creado a partir de la clorpromacina que a su vez se derivaba de la fenotiacina, lo inventó el francés Heni Laborit y se comercializó en Francia a partir de 1952 con el nombre de Largactil y en Estados Unidos a partir de 1954 con el nombre de Thorazine. Antes de su comercialización fue utilizado por los doctores Jean Delay y Jean Deniker para calmar a pacientes con enfermedades mentales en el hospital psiquiátrico Sant Anne de París ya que además de sedante este fármaco tenía un efecto antialucinatorio. Los siguientes fármacos tranquilizantes que salieron al mercado fueron el Librium y el Valium, este último basado en las benzodiacepinas que producen además relajación muscular y acción anticonvulsiva.









0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada